lunes, 7 de enero de 2013

Las posibilidades de inmersión alrededor de la isla de Benidorm son amplias y muy variados los perfiles y nivel al que podemos acceder.


OLYMPUS DIGITAL CAMERA











Las posibilidades de inmersión alrededor de la isla de Benidorm son amplias y muy variados los perfiles y nivel al que podemos acceder. Hoy nos vamos a la Punta Garbí.
Así que enfilamos a la cara Sur de la isla buscando la punta Garbí. Allí podemos amarrar la embarcación en una boya que nos lleva hasta un fondo de -8mts. Estamos casi encima de una plataforma rocosa que desde los -4m desciende en ese punto hasta los -20m, ofreciéndonos una atractiva caída vertical sobre una pared de roca llena de agujeros y hendiduras donde bien pronto hacen su aparición alguna morena y numerosos pulpos.
Gamba "aseando" a la morena
Gamba "aseando" a la morena
La inmersión consistirá en seguir esa pared dejándola a nuestra derecha, rumbo W y explorar los mil y un recovecos ocupados por variada fauna, desde castañuelas hasta tordos.
La pared presenta numerosas grietas longitudinales y en la parte más baja, balconadas con el techo tapizado de la vistosa anémona incrustante amarilla donde tal vez encontremos refugiado algún mero. Serán frecuentes los encuentros con nudibranquios, clavelinas y esponjas y ya en el fondo arenoso que llega a  alcanzar los -28m, alguna raya.
Mero entre anémonas
Mero entre anémonas
A medida que vamos derivando rumbo E dirección al embarcadero se presenta un arenal más continuo que nos obliga a disminuir la profundidad buscando  la plataforma rocosa que finalmente nos lleva a un vistoso arco. Este puede ser el momento del regreso, esta vez por encima de la plataforma hasta llegar al punto de inicio donde podemos hacer tranquilamente la parada de seguridad para poner fin a una sencilla inmersión a la que pueden acceder todos los niveles de buceadores. Y después del buceo… a seguir disfrutando de Benidorm.
Fuente: blogs.comunitatvalenciana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada